Sirenas

Hace tiempo leí en un periódico un artículo de opinión. En él, un escritor famoso comentaba que caminando por retiro se había cruzado con unos padres y un niño disfrazado de princesa.

Quizá no era justo ése el lugar, y no recuerdo bien las palabras del escritor. El tiempo me confunde la mente y no recuerdo quienes eran los apurados, si quien escribía o los padres. Quizá ninguno de los protagonistas estaba pasando un mal momento, y és que éso es lo suyo. Un niño debería poder elegir ponerse ropa con tutú, de princesa, de sirena o de pirata. Un niño debería poder expresarse tal como es y que todos los demás dejemos de lado los roles de género que nos han marcado durante tanto tiempo.

Sirenas.

Compartí en Instagran nuestras ideas para leer y jugar con Sirenas, un libro de Jessica Love que está categorizado como LGBTI por su argumento.

Julián es un niño al que le encantan las sirenas. Un día viaja en metro y ve a un grupo de Sirenas muy colorido. Estando ya en casa de su abuela se viste como una de ellas: Usa una cortina para la cola, se decora el pelo con flores y se pinta los labios. Cree que su abuela le va a regañar, pero ella completa su atuendo con un precioso collar y le acompaña a un desfile de #sirenas.

Es un libro muy visual y con poco texto. Las ilustraciones son preciosas y están llenas de detalles. Destaca por la inocencia que inspiran y la felicidad que sientes cuando ves que finalmente Julián está disfrutando rodeado de sirenas. Encontraremos aceptación y tolerancia en cada página.

Actividades

Hablamos de sirenas, de que no son sólo cosas de chicas, si no de todos a los que les gusten.

Hacemos disfraces a nuestros muñecos para hacer nuestro propio #mermaidparade. En éste caso para hacer la cola hemos usado algo tan sencillo como un rollo de cartón de papel higiénico, pegatinas de colores y rotuladores. Adornamos con trocitos de tela, pulseras, recortes de fieltro…

coloreando dibujos de la sirenita.

Para terminar coloreamos a Ariel y a su padre, y hablamos de paso de los animales que podemos encontrar en el fondo marino.

¿Qué os parece éste libro? ¿Os animaréis a leerlo?

#Mi2019bloguero

Mi 2019 bloguero fue una caca. Para qué maquillarlo. El peor de toda mi vida blogueril con diferencia.

Empecé perdiendo dominio, hosting, seguidores y ganas, así que de estadísticas molonas y post más visitado no os puedo hablar. Pero pese a todo, siempre tenía un post en mente, una idea que sí… pero no llegaba nunca.

Gente maja

No he leído mucho en 2019, me centré un poco más en instagram, así que si he de recomendar a alguien de éste mundo va a ser de ésa red social: No os podéis perder a mamayy1000cosasmas, a mama_arrullo ni a opomami que son las tres maravillosas y tienen mucho que compartir.

Y como mi meta es conquistar el mundo…

… Mis propósitos para éste año recien estrenado es llenar el blog de mil nuevas Historias, todas Fabulosas y hacer del 2020 el más creativo de la historia.

feliz año 2020

¿Y vosotros? ¿Qué tenéis pensado para éste año?

Salir al campo a recoger piñas

Hoy os propongo salir al campo en familia, o a un parque cercano, o a un pinar… y dar un buen paseo recogiendo piñas. Con ellas luego podremos hacer un montón de manualidades navideñas, más abajo os dejo unas cuantas ideas que nosotras hemos hecho en casa.

Salir a pasear y recoger piñas.

Los paseos en familia en entornos naturales, al aire libre siempre son agradables. Son pocas las ocasiones que tenemos de pasar tiempo de calidad con los niños y de ésta forma, jugando, podemos conseguir pasar un ratito diferente y especial.

¿Qué podemos hacer con las piñas?

Podemos pintar las piñas de colores y hacer que parezcan árboles de Navidad.

Todas juntas pueden ser una bandeja sensorial estupenda para que los peques de la casa toquen y experimenten. Aquí os dejo la idea que vi a @mamay1000cosasmas con piñas y agua: ¡sencillo y sombroso!

Podemos hacer un sencillo adorno para el árbol pintando la piña de dorado, o cualquier otro color que os guste y rellenando los huecos con pompones. Aquí trabajamos la motricidad fina y a los niños les encanta el proceso.

Para los más clásicos podemos hacer un centro de mesa natural con piñas, calabazas, velas ¡todo lo que se os ocurra!

Bolas de nieve con piñas

Nuestra última actividad con piñas ha sido hacer una bola de nieve casera con las piñas. Ésto es lo que hemos usado:

Un bote de conservas vacío, una de las piñas que hemos recogido en nuestro paseo, cartón y pegamento para fijar la piña a la tapa, bolitas de porexpan, purpurina y copos de nieve.

El montaje es muy sencillo, limpiamos bien la piña y la pegamos a la base. SrtaDíaz rellenó el bote de bolitas y purpurina y aquello fue una locura de brillo y risas. Cerramos bien el bote y lo sellamos para que no se abra.

Por si alguien se lo pregunta, no hemos usado agua para que la piña no se cierre.

¿Os animáis a salir a pasear y recoger piñas como nosotras?

Ésta entrada forma parte de un calendario de adviento que reúne las propuestas navideñas de varias bloguers y youtubers. Si quieres ver todo el calendario, y todas las actividades, pincha aquí.

Puedes seguirlo en instagram con el hastagh #advientobloggeryoutuber

El mensaje en la botella. #hoyleemos y jugamos con Pat El Pirata

Pat es un niño con mucha imaginación y una familia muy divertida: todos sus miembros son piratas. Partiendo de ésta base, es inevitable pensar que su vida es toda una aventura.

Pat el Pirata y el Mensaje en la botella.

Gracias a la biblioteca del cole hemos encontrado ésta colección de libros cortos sobre Pat El Pirata que nos van a tener muy entretenidas ésta temporada. El primero que ha caído en nuestras manos es El mensaje en la botella, que nos ha inspirado una actividad que a SrtaDíaz le gustó mucho.

protada del libro y botella

Jugamos con mensajes secretos.

Aprovechando el buen tiempo del fin de semana planteamos un paseo. Reutilizando una botella de plástico y con un trocito de papel que nos sobró de una manualidad (Así tenía una forma más sugerente) Srta Díaz escribió un mensaje. Salimos al campo y ella lo escondió para que yo lo encontrase.

mensaje en la botella

Os puedo asegurar que nuestra aventura terminó jugando al escodite nosotras mismas y no solo la botella. Y el mensaje secreto que ella escribió estaba lleno de ternura y corazones, que es lo que ahora tiene a raudales.

Leemos el libro.

Ésta aventura de Pat el Pirata nos cuenta que Pat y la abuela Peg caen en una espantosa trampa. Ésa parte es la que hizo que la opinión de Srta Díaz sobre el libro fuese mala. No le gustó nada la trampa. ¡Menos mal que Babor consiguió salvarlos!

el libro nos gustó pero la historia a srtadíaz no tanto.

Es un libro de tapa blanda, con 32 páginas y poco texto, ideal para que los primeros lectores practiquen ésas nuevas letras que están aprendiendo y desarrollen su comprensión lectora.

página de pat el pirata

Como actividad final la ficha del libro que estamos haciendo propone un dibujo libre, inspirado por el propio libro:

dibujo de srta díaz

Os dejo con la ficha del libro. Nosotras seguiremos leyendo más libros de la colección e inventando nuevas actividades con ellos.


Autora
Rose Impey
Ilustradora
Nathan Reed
Tapa blanda
32 páginas
Editorial Edelvives
Colección: Pat el Pirata
Idioma: Español
ISBN
978-8414000601

#hoyleemos: Botchan

Desde que conocemos a Botchan en las primeras páginas del libro nos damos cuenta de que es un joven inocente e impulsivo. No tiene una infancia fácil por ésa tendencia suya a actuar sin pensar. A pesar de todo, estudia y termina siendo profesor de matemáticas en un instituto de provincias, porque como él mismo dice no tiene nada mejor que hacer.

Natsume Soseky describe muy bien la cultura japonesa de la época y su propia experiencia como profesor. Nos podemos hacer una idea de la vida que lleva el imberbe Botchan, de la importancia de los Baños públicos, de la reputación y del respeto a los demás que el protagonista tiene muy arraigada. Os recomiendo leer también las notas biográficas sobre el propio Soseky para comprender un poco mejor la historia.

Es por su inocencia que Botchan termina metiéndose en un lío tras otro.

La lectura del libro es rápida y amena. A mi me ha enganchado rápidamente, como no lo conseguía últimamente ningún libro. El hecho de que sean los pensamientos del protagonista los que marquen el hilo de la historia hace que a veces podamos sentirlo incluso un poco infantil, y en mi caso, ganas de gritarle que se detuviese más de una vez.

Yo destaco en de la historia el amor entre Kiyo y Botchan, tan lleno de ternura y tan ciego como puede ser el de una madre hacia su hijo.

Destinado a un lector juvenil, de 13 a 16 años, tiene acción y momentos en los que no puedes dejar de reír. Lo recomiendo para desconectar de la rutina, o para compartir impresiones con los adolescentes que tengáis en la familia, ya que sin tocar lo soez trata temas muy interesantes, y seguro que ellos tienen un punto de vista diferente a lo que nosotros vemos en una misma historia.

El final lo tendréis que descubrir leyendo el libro. A mi me ha dejado con ganas de más, pero reconozco que es un final bastante neutro y con el hilo de la historia bien cerrado.

De vuelta a la rutina

La semana que viene vuelvo a la rutina, o mejor dicho, empiezo con la rutina, porque éstos meses de verano han sido un descontrol.

Como mucha gente supongo, me he planteado apuntarme a una oposición y a éso he dedicado mis, ejem, ratos libres éstos días. También salimos unos días de vacaciones y reconozco que tras las fiestas patronales y los días de playa, soy incapaz de centrarme, por mucho planning que me proponga.

¡Ah, pero la semana que viene! ¡La semana que viene vuelvo al curso! Que sí, que mi idea original de opositar era para otra plaza, pero no estaba preparada y no me apunté. Sin embargo salió algo a más a largo plazo que no suponía tanta presión y no me desagrada mucho. Volver a estudiar no es nada fácil y me lo estoy tomando con demasiada calma…

captura de pantalla instagram

Tanto es así que me permití el lujo de transformar un instagram que tenía para mi vena organizadora y creativa en un instagram de opositora. Y he seguido el reto fotográfico que @dunaon planteó.

Os dejo agosto en fotos, según @bujolic, vamos, yo misma, para recordar los buenos momentos de agosto e inspirar los futuros días de otoño.

calendario de agosto en fotos

De señoras que no tienen nada que contar

Hace tiempo que no paso por aquí para contar alguna historia fabulosa, de ésas que me ocurren o se me ocurren. Y os lo tengo que confesar, cuando me siento delante del ordenador lo que me apetece es dibujar, o escrapear con mi project life digital (Es mucho más fácil de recoger que si monto el taller de scrap en la mesa del salón).

En cuestiones sociales, cada vez me siento más parecida a mi yo de hace unos años, aunque espero que la cosa no quede en la peor versión de mi. Vuelvo a empatizar tanto que un simple saludo me hace bucear en un mar de posibles sucesos de lo que pudo pasar antes y lo que podría pasar después ¡Agotadita me tengo de tantas especulaciones! Y no me gusta, pero no lo puedo evitar.

En la vida 2.0 me he dado cuenta de que ya no hacía las cosas que me gustan por estar pendiente de publicar a una hora concreta, un día concreto, programar las redes, dinamizar el blog. Sobre todo con la recompensa de haberme quitado horas de mi vida y de la de mi peque por.. ¿para qué?

También me ha quemado mucho todo el tema de no poder renovar el dominio y el hosting de mi blog, pero siendo sinceros, con la cantidad de visitas que tenía y sin el debido soporte técnico (en un año no tuvieron tiempo de redireccionarme las entradas). Sin dinero para pagarlo no se va a ninguna parte tampoco. La inspiración cayó con la certeza de que no podía con ello y el proyecto murió.

Así que os cuento que quizá ande unas semanas perdida, ausente, desconectada, loca, pirada, llorona, protestona, desconectada, inspirada o feliz. A ver si antes de terminar el camino me encuentro.

Cosas de valientes

A veces me pregunto si hago bien animándole a escalar, a trepar, a enfrentarse a sus miedos… Porque justamente es todo lo contrario de lo que me enseñaron a mí.

Niña trepando por una red. Cosas de valientes.

Sobre valientes…

No es que me enseñasen a ser cobarde, ¡Qué va!. La cuestión es que todo estaba prohibido. No subirse ahí. No correr. No ir deprisa. No, no, no.

Y yo siempre he sido cómoda.

Y no me gustaba que me regañasen.

Así que llegó un momento en el que no hacía falta que se me dijese nada porque yo ya sabía cómo y dónde debía estar. Creo que he sido siempre la niña más buena y más tranquila del mundo.

Al final parece que la vida me hizo insegura, miedosa, vergonzosa, tímida. [Vaya, me he pasado en uno mis puntos fuertes… ¿No son tres los que piden siempre en las entrevistas?].

Sobre clones…

Me veo reflejada en ella. Es como un clon. Bueno, quizá incluso más yo que mi propio yo… ¡le dan miedo hasta los caracoles vivos!.

Entoces salimos al parque, paseamos por el campo o por Villachica. Y yo le animo a tocar las plantas, a observar a los insectos o a subirse a piedras, a escalar muros. Siempre he creído que lo mejor es conocer los peligros para poder controlarlos.

Algunas madres ponen el grito en el cielo. Incluso el SrDíaz. Otras no, por supuesto. Hay niños que corren y trepan tranquilos mientras sus madres charlan y juegan tranquilas en otra parte. Pero éso me da igual, cada una está en su derecho de criar como quiera a sus hijos. ¡Y bien que hacen!

¡Qué nadie nos corte las alas!

Yo lo único que quiero es que mi niña sea valiente, fuerte, libre. Y tendrá mi apoyo en lo que emprenda. Me tendrá al lado sujetándola si es lo que ella necesita. O aplaudiendo cuando lo consiga por si misma. Pero que tenga bien claro que ella puede.

Mamá, eres… ¡Genial! #hoyleemos #díadelamadre

Con unas bonitas ilustraciones y una historia llena de imaginación, Myriam Sayalero y Marisa Moreno nos invitan a acompañar a una mamá y sus dos hijos en un día muy especial. Y lo bueno de ésta madre es que podría ser cualquiera de nosotras, con sus agobios y olvidos y con su capacidad para inventar ante cualquier situación.

Mamá, eres... ¡genial! Portada del libro

Mamá, eres… ¡Genial!

Una madre decide aprovechar un día sin cole para desconectar de las rutinas y vivir una aventura especial con sus hijos. Algo tan cotidiano como viajar en metro puede ser divertido si lo vemos desde el punto de vista de una pareja de hermanos muy imaginativos

Me quedo con la idea general de un libro fácil de leer y muy amento. Lo que más me ha gustado es que da valor al tiempo en familia. Habría que reflexionar el hecho de que a los niños les extrañe que vayan a pasar el día solos, sin otros familiares y sin tecnología. Los niños nos necesitan más de lo que parece, pero no sólo estar a su lado, si no dedicarles nuestro tiempo a realmente escucharles y acompañarles en sus inquietudes y pasando tiempo de calidad con ellos.

Leyendo el libro.

Es un libro de gran tamaño y de tapa dura. Está lleno de color y no tiene mucho texto por página. Las ilustraciones tienen muchos detalles, y podemos por ejemplo, buscar en ellas qué es lo que está haciendo el conejo de peluche, o comentar con los niños qué objetos usan los dos niños en cada escena.

ACTIVIDADES

Una buena idea para empezar es imitar al libro y crear nuestra propia aventura con los niños, en un paseo al parque o caminando por una zona de la ciudad que no frecuentamos. Saliendo de la rutina para disfrutar del tiempo juntos.

El propio libro nos anima a crear una postal para el día de la madre. Pero nosotros lo que haremos será crear una flor en 3d que será una tarjeta de felicitación diferente.

pintando nuestra flor para el día de la madre

Pintamos un canutillo de cartón de verde y decoramos con unos pétalos de flor con goma eva y pompones (la idea está inspirada en la maravillosa idea de @bestideasforkids) y unas cuantas hojas verdes. Podemos añadir limpiapipas, purpurina ¡lo que se nos ocurra!

hoy jugamos y leemos con mamá, eres... ¡genial!

¿Os animáis a preparar algo para las madres/abuelas de la casa? ¿Vosotros cómo celebráis el día de la madre?

La fiesta de las estaciones #hoyleemos

Hoy leemos y jugamos con La fiesta de las estaciones, un libro lleno de color y mucha mucha fiesta. ¿Os animáis a ver lo que hemos preparado para celebrar el día del libro?

portada de la fiesta de las estaciones

La fiesta de las Estaciones y el paso del tiempo

La fiesta de las estaciones es un libro que ayuda a los niños a comprender un poco mejor el paso del tiempo. Cada par de páginas nos muestra un evento o una fiesta y según vamos pasando las hojas vamos viendo las estaciones, pasando por sus tradiciones con poemas, cuentos y juegos. Por éso recomiendo leerlo poco a poco, antes de acostarnos, para descubrir qué está pasando ahora mismo. Como por ejemplo, la primavera.

La primavera en flor

Escrito Vanesa Pérez-Sauquillo e ilustrado por Fermín Solís para Penguin Random House Grupo Editorial, es un libro de gran tamaño y encuadernación en cartoné. Está recomendado para lectores desde los 4 años.

El día del libro

Para nosotras el día del libro siempre ha sido muy importante. Nos encanta leer y nuestra tradición es pasar por la biblioteca y por la librería del barrio y comprar alguna pequeña joyita. Como SrtaDíaz siempre dice, los libros son un tesoro.

El día del libro también tiene un poema especial en éste libro:

El día del libro.

Actividad para #juegaunlibro

Viendo las portadas que acompañan a la página del libro que acabáis de ver, la actividad que podemos hacer con los niños es bastante sencilla: Dibujamos la silueta de un libro vacía y les invitamos a pintarla con su libro favorito o con el libro que les gustaría leer.

Pintando la portada de nuestro libro.

Otra de nuestras pequeñas tradiciones es hacer un pequeño cuenta cuentos casero, como el que hicimos con las marionetas de sombras de Caperucita Roja.

Y vosotros ¿Celebráis el día del libro?