De señoras que no tienen nada que contar

Hace tiempo que no paso por aquí para contar alguna historia fabulosa, de ésas que me ocurren o se me ocurren. Y os lo tengo que confesar, cuando me siento delante del ordenador lo que me apetece es dibujar, o escrapear con mi project life digital (Es mucho más fácil de recoger que si monto el taller de scrap en la mesa del salón).

En cuestiones sociales, cada vez me siento más parecida a mi yo de hace unos años, aunque espero que la cosa no quede en la peor versión de mi. Vuelvo a empatizar tanto que un simple saludo me hace bucear en un mar de posibles sucesos de lo que pudo pasar antes y lo que podría pasar después ¡Agotadita me tengo de tantas especulaciones! Y no me gusta, pero no lo puedo evitar.

En la vida 2.0 me he dado cuenta de que ya no hacía las cosas que me gustan por estar pendiente de publicar a una hora concreta, un día concreto, programar las redes, dinamizar el blog. Sobre todo con la recompensa de haberme quitado horas de mi vida y de la de mi peque por.. ¿para qué?

También me ha quemado mucho todo el tema de no poder renovar el dominio y el hosting de mi blog, pero siendo sinceros, con la cantidad de visitas que tenía y sin el debido soporte técnico (en un año no tuvieron tiempo de redireccionarme las entradas). Sin dinero para pagarlo no se va a ninguna parte tampoco. La inspiración cayó con la certeza de que no podía con ello y el proyecto murió.

Así que os cuento que quizá ande unas semanas perdida, ausente, desconectada, loca, pirada, llorona, protestona, desconectada, inspirada o feliz. A ver si antes de terminar el camino me encuentro.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.